Archivo de la categoría: COLABORADORES

ÁRBOLES EMBLEMÁTICOS:Símbolos de VES por Cármen Cárdenas Guzmán

En marzo de 1972, mi familia y yo llegamos a Villa El Salvador. Veníamos de Huaraz porque el terremoto de mayo de 1970 dejo esa zona totalmente destruida y la situación para todos se torno insostenible; decidimos emigrar a Lima. Por ese entonces nacía un pueblo joven: Villa El Salvador.
Cuando llegué a Villa, mi sorpresa fue muy grande por encontrarme frente a un inmenso arenal y no ver ningún árbol. Solamente habían chocitas de esteras y palos, muchas de ellas ubicadas lejos a los lejos, muy distantes entre sí.
Pasado un tiempo, desde el Consejo Ejecutivo de la CUAVES (Comunidad Urbana Autogestionaria de Villa El Salvador) se realizó una campaña denominada “Cada lote, un árbol”. Se entregó una planta de eucalipto a cada lote para que sea plantada y cuidada por los vecinos. Luego se hizo un programa de arborización en todos los parques de los grupos residenciales y algunas avenidas centrales. Fue una empresa titánica en la que trabajaron las mujeres organizadamente. Cada una cuidaba una determinada cantidad de plantas, y a cambio les entregaban víveres como trigol, harina, aceite, fideos, entre otros. Era hermoso ver a todo un ejército de mujeres realizando esta labor con mucho cariño y alegría. En ese entonces no habia agua, todos se la comprábamos a los aguateros; pero eso no representaba impedimento alguno para hacer crecer plantas en el arenal que luego serían el pulmón de la ciudad.

Las vecinas ni imaginaron que su labor llegaría a ser imprescindible en la creación de varios microclimas en Villa El Salvador, y que los árboles que ellas sembraron, regaron y cuidaron contribuirían en la conservación del medio ambiente y del oxígeno.

A pasado el tiempo y vemos con tristeza que muchos de esos árboles emblemáticos están siendo talados, descuidados y no estamos cuidando a uno de los símbolos del distrito ya que estos dieron verdor y vida a nuestro arenal. Hagamos un registro de los árboles que aún están en pie coordinando con las autoridades locales, dirigentes y la red de medio ambiente del distrito.

Cármen Cárdenas Guzmán
Contacto: carcarguz@hotmail.com

Anuncios

“El nudo” por Sin Corrector

Para alguien que quedó en un recuerdo,
para el sueño que guarda,
para su felicidad,
 para el amor que no fue de él.

Aún en estos momentos puedo recordarte, son imágenes, palabras, algunas canciones y cariño. Aunque no has cerrado el capítulo de ese libro aún; aunque no has terminado de escribir esa historia y no pones el punto final. Eliges quedarte en esas hojas, continúas escribiendo a pesar de que la historia ya no tiene sentido; sabes que no puedes continuar porque luce disforzada, a veces llena de rencor también, frases desesperadas que terminan por crear un nudo, ese nudo alrededor de ti que te está asfixiando.

Me gustaría desatarlo, ayudarte a respirar. Quiero verte vivo. Mientras más quiero eso y lo intento veo que escoges enredarte más, como si el nudo que has creado te uniera a eso que no quieres dejar; y entre dejarlo o ahogarte escoges lo segundo. Sin aire, pero unido a algo que no es para ti y que has escogido.
Quizá ayudé a eso. Quizá mi egoísmo pudo más. Una palabra no tiene el mismo significado para ambos, hay una diferencia y eso nos aleja. Y ante cada grito desesperado solo intento abrazar tus sentimientos y sonreír. Sonreír porque entiendo que sólo quieres continuar, así ya no veas el camino ni el precipicio que se viene.
Me pregunto si vale más un amor viejo y gastado que sólo vive de lo que alguna vez fue; que un amor que está empezando y que ya tiene más de un recuerdo grabado en el ser, que a pesar de su corta vida ha conseguido sobrepasar abismos y aunque faltan muchos… Vive la calidez, lo sublime y es limpio como el agua de lluvia. Me cuestiono a mí misma si tengo derecho a escribir esto basándome en algo que no es mío. Me pregunto si intentar estar en tu lugar me libera de culpas, porque sé que soy culpable, ese nudo no lo creaste solo tú y esa responsabilidad de alguna forma me lleva a ti.
Lo dejé en frases sueltas. No te quiero como lo deseas pero estoy a tu lado. Estando a tu lado el nudo no se mueve, pero sigue ahí; si me alejo te asfixio más.
Me lastima tu dolor y lo siento mucho ¿Pero cómo ayudarte si cuando lo intento te hundes cada vez más? Eso veo cada vez que estoy cerca de ti. La distancia no ayudó, por el contrario, ese nudo se hizo más grueso. Te veo a los ojos y pienso que sería mejor optar por esa distancia nuevamente. Porque es eso o permitir que tu recuerdo se convierta en un gesto de hastío.
Y como dice una canción, cuando todo cambia duele limpio. Tómate tu tiempo y no te ahogues más. Yo no soy la que está al otro lado de la cuerda, están tú y tus recuerdos.